“Fue a comprar algunas cosas, pero no volvió a casa”:
Laura Hernández

“¿A quién busco? Busco a mi hijo Cristian Orlando Pérez Hernández, quien desapareció el 20 de julio de 2014 en Orizaba, Veracruz.”

La señora Laura Hernández Cano, de 61 años de edad, dice que su hijo fue desaparecido en Veracruz, hace cerca de seis años. Él trabajaba en Tijuana, pero en esa ocasión vino para bautizar a su hija menor: “El día de su desaparición fue a comprar unas cosas a Orizaba porque iba a regresarse a su trabajo en Tijuana, pero no volvió a casa”.

Laura cuenta que supo del Colectivo Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba por redes sociales y que decidió unirse, precisamente en la marcha del 10 de mayo de 2015, hace ya cinco años.

Desde que forma parte del colectivo, Laura participa activamente en defensa de sus derechos y de las familias que se acercan a ellas: informa a otras personas sobre la labor del colectivo y acude a talleres para aprender, para conocer más: “Tengo que hacer cosas para que seamos tomadas en cuenta, ser escuchadas y respetadas, y orientar a las personas que no saben a qué tienen derecho”.

En el camino de búsqueda que ha emprendido junto con otras mamás que viven el mismo dolor, ha tenido que enfrentar y sortear diferentes amenazas y riesgos: el acoso de servidores públicos a su familia, el señalamiento de los propios vecinos por la desaparición de Cristian.

Como parte del colectivo, asegura que ha aprendido a ser fuerte, a alzar la voz y a no rendirse porque sabe que no está sola. “Con el colectivo aprendí a ser comprometida, mantenerme firme en mis exigencias con las autoridades, siempre uniendo fuerzas con las compañeras del colectivo, porque las autoridades tienen que tomar en cuenta que no todas las madres festejamos ese día, nosotras no tenemos a nuestros hijos y queremos nos ayuden a encontrarlos”.

Este 10 de mayo, debido a la contingencia sanitaria que enfrenta el país, las mamás no podrán salir a marchar, pero la búsqueda continúa, lo mismo que las exigencias a las autoridades: “Lo que queremos es mayor seguridad, personal competente y compromiso con todo lo que nos ofrecen en apoyo a los desaparecidos para ser encontrados”.

A quienes buscan a algún familiar desaparecido, Laura les dice que denuncian y que no desistan en su búsqueda: “Que busquen a un colectivo,, que se unan, porque es de gran apoyo. Hay orientación y comunicación. Y lo más importante: que no dejen de buscar a sus familiares, porque en nuestro colectivo siempre serán buscados”.

Porque la lucha por un hijo no termina, y una madre nunca olvida.