Idheas Litigio Estratégico en Derechos Humanos AC

 

Christian Téllez Padilla

Poza Rica - Veracruz
Poza Rica – Veracruz

Christian fue detenido-desaparecido en el 2010 en Poza Rica, Veracruz, por la Policía Intermunicipal. A pesar de que existen testigos de los hechos, las autoridades no han dado ningún resultado y su paradero aún sigue siendo desconocido.

El 20 de octubre del 2010, Christian Téllez Padilla, estudiante de Ingeniería Industrial en la Universidad del Golfo de México, fue detenido por elementos de la policía intermunicipal de Poza Rica, Coatzintla y Tihuatlán en el estado de Veracruz. En dos patrullas, una blanca tipo sedán y una negra tipo pick up, sorprendieron a Christian que viajaba en su automóvil Ford Thunderbird. Sin mediar palabras, ocho elementos, rodearon su auto, le apuntaron con armas de fuego, lo bajaron de su auto a golpes, lo subieron a la pick up llevándoselo y desde entonces Christian Téllez Padilla, está desaparecido.

Historia completa

La familia de Christian acudió de inmediato con el director de la policía intermunicipal, Juan Carlos Novoa Torres, quien les aseguró que Christian, no había sido detenido por ellos. En la Agencia Veracruzana de Investigación, les dieron la misma respuesta, pero de manera contradictoria al día siguiente, los diarios locales publicaron que la policía intermunicipal de Poza Rica, Coatzintla y Tihuatlán, había sido atacada por sicarios que se hacían pasar por estudiantes, pero lograron detenerlos.

La averiguación previa se inició en Jalapa y un mes después pasó a la Procuraduría General de la República, pero “no ha sido investigada la desaparición de mi hijo Christian, no hay un registro sobre la búsqueda detallada de evidencia que deberían haber realizado para encontrarlo”, señaló María Eugenia Padilla García, madre de Christian.

La Procuraduría General de la República y la estatal han perdió teléfonos y nombres de posibles implicados, que la familia de Christian les ha proporcionado. La procuraduría General de Justicia de Veracruz prefirió enviar el caso a reserva de donde María Eugenia Padilla logró sacarlo. Fue la familia de Christian que en una propia investigación, encontró el automóvil en el que viajaba el estudiante al momento de ser detenido Ella y su familia han sido amenazados directamente por elementos ministeriales de ésta institución de justicia quienes les dicen “mejor váyanse porque los van a levantar”. Además, la rectoría de la Universidad del Golfo de México evitó dar información sobre un presunto estudiante que decía ser integrante de un grupo del narcotráfico y amenazó con levantar a Christian Téllez Padilla. Las irregularidades no pararon, afirma María Eugenia:

“Al día siguiente de la detención de mi hijo, por policías intermunicipales, encontramos su auto en un terreno baldío y llamamos al ministerio público; ellos enviaron a un especialista forense que nunca usó guantes para resguardar la evidencia y así, sin protección, entró y registró el auto, con las palmas de las manos tocó el tablero y el volante, sacó los papeles oficiales de la guantera y los aventó sobre el asiento del copiloto sin interés alguno de guardarlos, con lo cual no tenemos datos de que hayan rastreado huellas digitales de quien manejó el auto de Christian durante su traslado”.

Ante éste cúmulo de irregularidades, la organización Idheas Litigio Estratégico en Derechos Humanos, presentó este caso ante la el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas en noviembre del 2015.

“Para mi y para mi familia, ir a la ONU es gritar fuerte, es que todo el mundo sepa lo que le hicieron a mi hijo, a mi familia. La desaparición de Christian ha destruido a mi familia, la ha separado, por eso a veces estoy bien y otros días me caigo, lo que me levanta y me da fuerza es el querer volver a abrazarlo, escuchar su voz, por eso me pregunto, ¿cómo es posible que a la autoridades no les importemos? Con su indiferencia, la autoridad gubernamental ensucia la pérdida de nuestro familiar”.

Desde la desaparición de Chirstian Téllez Padilla se constató, por testigos presenciales, que el agente intermunicipal, Pablo García García, participó en la detención y se le señaló como presunto responsable de la desaparición del estudiante, pese a ello no hubo un interrogatorio ministerial hacia él.

Video en la Jornada.com.mx

En septiembre de 2017, una juez de amparo ordenó a la Procuraduría General de la República (hoy Fiscalía) realizar una investigación efectiva, apegada a estándares internacionales y protocolos de búsqueda, para dar con el paradero de Christian. Al otorgar el amparo, la juzgadora estableció “la obligación de la autoridad ministerial  de implementar las diligencias previstas por el Protocolo Homologado de Búsqueda de Personas Desaparecidas”, publicado por la propia dependencia federal.

La resolución de la juez señala que pese a que dicho protocolo surgió en junio de 2015 “pudieron realizarse aquellos procedimientos de las fases posteriores a éste para tratar de esclarecer el hecho denunciado y cristalizar así el deber de la institución ministerial de investigar de manera seria, imparcial y efectiva los hechos puestos en su conocimiento”.

El 5 de agosto de 2019 el Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas emitió un dictamen contra el Estado mexicano, en relación a la comunicación que en noviembre de 2015 presentó IDHEAS Litigio Estratégico en Derechos Humanos A.C., en representación de los familiares de Christian Téllez Padilla. 

En el dictamen, el Comité requiere a México llevar a cabo una investigación exhaustiva, rigurosa, imparcial, independiente y efectiva sobre las circunstancias de la desaparición forzada de Christian. 

¿Qué dicen los medios?