Idheas Litigio Estratégico en Derechos Humanos AC

 

Familiares de personas desaparecidas acuden a la CIDH ante negativa de CEAV de proporcionarles atención médica

  • La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) se negó a cumplir con las medidas cautelares emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) el pasado 21 de abril.
  • Ante las graves enfermedades que padecen, buscan la protección de su derecho a la salud y a la vida en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

(Ciudad de México, 06 de julio de 2021) – Con el acompañamiento de IDHEAS Litigio Estratégico en Derechos Humanos A.C., un grupo de familiares de personas desaparecidas presentó una solicitud de medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a efecto de que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) garantice su derecho a la salud, ante las graves enfermedades y padecimientos que han desarrollado a raíz de la desaparición de sus seres queridos y que se han agudizado durante los años de búsqueda. 

Al respecto, el director de IDHEAS, Juan Carlos Gutiérrez, consideró que la omisión en la atención médica especializada oportuna ante las graves enfermedades que padecen traería como consecuencia la afectación seria e inminente de su derecho a la salud y, en varios de los casos, pondría en riesgo su derecho a la vida. En todos los casos, esa afectación podría causar daños irreparables.

La solicitud se presentó en representación de cinco familiares, madres y padres de personas desaparecidas, inscritas en el Registro Nacional de Víctimas, que han acudido reiteradamente a la CEAV para solicitar, de acuerdo con las medidas previstas en la Ley General de Víctimas, la atención médica que su estado de salud requiere, sin que hasta el momento se les haya brindado el apoyo que necesitan, ni se les haya remitido a otra institución del Estado que pueda garantizarles la prestación del servicio médico adecuado y el suministro de medicamentos.

El pasado 21 de abril, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exhortó a la CEAV a adoptar, en un plazo no mayor a 24 horas, las acciones necesarias para garantizar y salvaguardar el derecho a la salud física y psicológica de los familiares, luego de la queja colectiva que presentaron por las omisiones del organismo. Pese a ello, la CEAV se negó a adoptar las medidas cautelares y no emitió respuesta alguna en el plazo referido.

Para este grupo de familiares de personas desaparecidas acudir a la CIDH representa una oportunidad para acceder a sus derechos, en una situación de extrema urgencia que puede dañar irreparablemente su derecho a la salud y a la vida. 

En la solicitud, se pide a la CIDH que solicite al Estado mexicano adoptar las medidas necesarias para garantizar el acceso urgente a la atención médica especializada, tratamiento, medios de diagnóstico y medicamentos que su situación de salud requiere, considerando sus lugares de residencia y cubriendo los gastos de desplazamiento y alojamiento, en caso de que la atención médica especializada no pueda ser prestada en el lugar de residencia.

La Sra. Sandra Luz Román tiene más de nueve años buscando a su hija y forma parte de este grupo de familiares, ahora enfrenta una batalla contra el cáncer. Señala que la CEAV no le ha ofrecido el apoyo necesario ni para sus citas médicas, ni para sus traslados, y se encuentra sin recursos económicos para continuar con sus diligencias ministeriales.

“Seguimos esperando su ayuda, ya que solo juegan con nuestra salud, no es justo. Nosotros necesitamos estar bien de salud para seguir buscando a nuestros familiares desaparecidos, no queremos morir si haberlos encontrado, no queremos oídos sordos queremos respuestas inmediatas”.

Sandra Luz Román, madre de Ivette Melissa Flores Román.

Para Araceli Salcedo Jiménez, quien busca a su hija Fernanda Rubí Salcedo desde septiembre de 2012, el Estado mexicano debe hacer algo por las víctimas indirectas en todos los aspectos, pues son las propias víctimas quienes hacen el trabajo de búsqueda que la autoridad no hace, incluso acompañando a otras familias. Pide que se respete lo que por ley debe ser, en cuanto a garantizar los derechos en materia de salud.

«La CEAV debe respetar y acatar las medidas cautelares para las víctimas, es una institución que se crea a partir de la exigencia de las propias víctimas, están para defenderlas, pero estamos muy lejos de que así sea. No hay garantías cuando uno enferma y mucho menos un buen seguimiento a estos temas».

Araceli Salcedo Jiménez, madre de Fernanda Rubí Salcedo.

Contacto de prensa:

55-60-65-22-31 / comunicacion@idheas.org.mx

Este artículo fue etiquetado como:

Documento sin título