Idheas Litigio Estratégico en Derechos Humanos AC

 

Juez de control protege a víctima de violencia sexual y tortura policial en el Estado de México

  • A solicitud de Idheas, como su representante, ordena al Ministerio Público practicar diligencias, con perspectiva de género y basado en estándares internacionales.

El 25 de marzo de 2022 se llevó a cabo audiencia ante un Juez de control en el municipio de Ecatepec de Morelos, Estado de México, por las omisiones en la investigación del caso de Nancy Saavedra Rebollo, víctima de tortura y violencia sexual (https://www.idheas.org.mx/casos-derechos-humanos/tortura/nancy-saavedra/) por elementos policiales del Cuerpo de Seguridad Auxiliar del Estado de México (CUSAEM). 

Ante las omisiones y negligencia del Ministerio Público, Idheas solicitó una audiencia ante el juez de control para que dicha autoridad ordenara a la agente del Ministerio Público investigar de manera diligente e imparcial las denuncias de tortura a las que fue sometida la víctima el 8 de julio de 2018 en el municipio Ecatepec- Estado de México.  

Durante el proceso, se han dilatado las investigaciones y obstaculizado la identificación de los responsables. Además, se han omitido los protocolos para una investigación con perspectiva de género. 

Pese a diversas solicitudes, el Ministerio Público se ha negado a practicar las diligencias. Debido a ello, IDHEAS solicitó una audiencia de control judicial con base en el artículo 258 del Código Nacional de Procedimientos Penales, a efecto de dar vista a un juez de dichas omisiones y que emitiera un fallo conforme a lo expuesto. 

La tortura y detención ilegal de Nancy Saavedra por parte de elementos de la CUSAEM ocurrió el 8 de julio de 2018. Ella se encontraba en la Central de Abastos de Ecatepec de Morelos, cuando dos mujeres la acusaron de haberse robado una cartera. En ese momento, personal de vigilancia la trasladó a un módulo del Cuerpo de Seguridad Auxiliares del Estado de México.

Ahí dentro, ella negó haber robado la cartera, por lo que los oficiales la obligaron a desvestirse. Luego comenzaron a infringirle castigos físicos y toques eléctricos para obligarla a testificar. Para detenerlos, Nancy finalmente decidió ceder y pagar los $2,000 que le exigían. Después de ello fue liberada, no sin antes ser advertida de que en caso de denunciarlos sufriría represalias.

Desde IDHEAS exigimos que el Ministerio Público de la Fiscalía Especial para la Investigación del Delito de Tortura de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México cumpla con el fallo del juez de control, y repita la diligencia conforme a lo solicitado por nuestra parte, esta vez respetando los derecho que Nancy Saavedra tiene como víctima de una violación grave a sus Derechos Humanos.

Mayor información: comunicacion@idheas.org.mx

Este artículo fue etiquetado como:

Documento sin título