Idheas Litigio Estratégico en Derechos Humanos AC

 

Ivette Melissa Flores Román

Iguala – Guerrero

Violaciones a los derechos humanos:

Privación ilegal de la libertad, desaparición forzada

Autoridades implicadas:

Policía Municipal de Iguala

Estatus

Se desconoce el paradero de Ivette, su madre continúa desplazada interna

La noche del 19 octubre de 2012 Ivette Melissa Flores Román fue privada de su libertad de manera violenta por un comando armado que ingresó a su domicilio en Iguala, Guerrero. Los sujetos, vestidos de negro y con los rostros cubiertos, balearon la puerta de su casa y se llevaron a Ivette, sin que hasta ahora se tenga conocimiento de su paradero. Ella tenía entonces 19 años.

La historia

La mañana del 20 de octubre la señora Sandra Luz Román, madre de Melissa, acudió a las instalaciones del cuartel militar de Iguala para solicitar auxilio, pero se lo negaron con el argumento de que se encontraban acuartelados. Posteriormente acudió a la agencia del Ministerio Público, donde se inició la averiguación previa por la desaparición de Ivette, no obstante, las acciones de búsqueda se realizaron hasta dos semanas después.

A mediados de 2013 se presentó una denuncia en la Fiscalía Especial de Delitos de Violencia contra la Mujer y Trata de Personas por el delito de privación ilegal de la libertad, misma que fue remitida a la Unidad Especializada en Investigación de Tráfico de Personas y Órganos en la Procuraduría General de la República (PGR).

A raíz de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Isidro Burgos”, en Ayotzinapa, el 26 de septiembre de 2014, familiares de personas desaparecidas en Iguala decidieron sacar a la luz pública las desapariciones multitudinarias que venían ocurriendo en el municipio. En este contexto, en noviembre de ese año se reunieron para iniciar brigadas de búsqueda en los municipios aledaños a Iguala, fundando así el movimiento de “Los otros desaparecidos de Iguala”.

En el marco de estas brigadas, varios familiares comenzaron a ser objeto de hostigamiento por parte de autoridades del municipio de Iguala. Norma Bruno Román, prima de Melissa e integrante del grupo de búsqueda, fue asesinada a manos de dos individuos el 13 de febrero de 2015. Antes del asesinato, Norma había recibido amenazas de muerte por parte del crimen organizado.

En octubre de 2015 Sandra Luz Román, madre de Melissa, y otros familiares de personas desaparecidas e integrantes del colectivo “Los Otros Desaparecidos”, con  el apoyo de I(dh)eas, presentaron sus casos ante el Comité Contra las Desapariciones Forzadas de la Organización de las Naciones Unidas para solicitar acciones urgentes y medidas cautelares.

Las acciones urgentes son emitidas por el Comité, con base en el artículo 30 de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas (ratificada por México en noviembre de 2011) para que un Estado adopte las medidas necesarias, incluidas medidas cautelares, con el fin de localizar y proteger a las víctimas de desaparición.

El 6 de octubre de 2015 el Comité emitió un total de 117 Acciones Urgentes a favor de las víctimas, ordenando al Estado tomar las acciones necesarias para investigar la suerte y paradero de Ivette Melissa y de las demás víctimas, tomar medidas cautelares para preservar la vida e integridad de su familia, así como tomar las medidas necesarias para que se pudieran realizar las actividades relacionadas con la búsqueda de sus seres queridos sin ser objeto de actos de violencia y hostigamiento.

En agosto de 2016 las amenazas en contra de la madre de Melissa se recrudecieron. Mientras se encontraba en la Ciudad de México, su familia y personas de la comunidad le advirtieron que varias “motonetas” rondaban por su domicilio. Para salvaguardar su vida Sandra decidió no regresar a Iguala, dejando ahí sus pertenencias y bienes, y se convirtió en una persona desplazada interna.

La situación de desplazamiento forzado de Sandra derivada de las amenazas y actos de hostigamiento se hizo del conocimiento de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) y de la Secretaría de Gobernación (Segob). Se solicitaron medidas de protección a la PGR, instancia que respondió que sólo podría proporcionar a Sandra cámaras de seguridad, con lo que las autoridades incumplen con el mínimo apoyo de vigilancia y acompañamiento.

Adicionalmente, en 2017 la mamá de Ivette fue diagnosticada con cáncer de seno y a pesar de diversas solicitudes a la CEAV para brindarle apoyo médico al existir una posible relación entre su enfermedad, el estrés y la angustia de no conocer el paradero de su hija, la CEAV no proporcionó una atención adecuada.

Sandra Luz Román envía mensaje a madres que buscan a sus familiares desaparecidos

Juicio de amparo 181/2018

El 16 de febrero de 2018 se interpuso una demanda de amparo contra los actos del agente del Ministerio Público de la Federación, Titular de la Mesa Tres, adscrito a la Fiscalía Especializada en Investigación de los Delitos de Desaparición Forzada de la Procuraduría General de la República, señalando como actos reclamados:

  1. La omisión de coordinar, habilitar e implementar una investigación diligente, exhaustiva, imparcial, seria y efectiva, tendiente a lograr la localización de Ivette Melissa Flores Román
  2. La negativa de aplicar estándares de género en la investigación y búsqueda de Ivette Melissa Flores Román
  3. La negativa de realizar las diligencias solicitadas por el asesor jurídico mediante escrito recibido por la fiscalía con fecha 20 de octubre de 2017
  4. La omisión, atención y/o negativa de dar cumplimiento a las medidas emitidas por el Comité Contra las Desapariciones Forzadas en las acciones urgentes: 225/2015

Línea de tiempo

Comunicados

¿Qué dicen los medios de comunicación?