Idheas Litigio Estratégico en Derechos Humanos AC

 

Atención a víctimas: austeridad y presupuesto son la punta del iceberg de los problemas estructurales que ha arrastrado la CEAV desde su creación

  • La CEAV requiere de un presupuesto operativo adecuado a su funcionamiento.
  • El diseño institucional de la CEAV debe fortalecerse conforme a la Ley General de Víctimas, con mecanismos de transparencia y rendición de cuentas que respeten el principio de participación conjunta.
  • La crisis actual de la CEAV refleja profundas deficiencias estructurales e históricas y la falta de articulación de las instituciones que conforman al Sistema Nacional de Atención a Víctimas.

En los últimos días se ha suscitado una serie de discusiones a raíz de un comunicado de prensa publicado por la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV). En dicho comunicado se hizo pública la reducción del 75% de su presupuesto operativo como resultado de las medidas de austeridad señaladas en el Decreto publicado el pasado 23 de abril de 2020. Ante las circunstancias, la CEAV advirtió que “frenará sus actividades esenciales y paralizará su funcionamiento”.

El ajuste correspondiente a los capítulos 2000 y 3000 en el marco de la política de austeridad no solamente implicaría la imposibilidad de pagar al personal contratado por servicios– por ejemplo de Asesores Jurídicos Federales– sino también de cubrir aquellos gastos inherentes a las actividades de acompañamiento a víctimas de violaciones a los derechos humanos.

En un contexto de crisis humanitaria y sanitaria sin precedentes, en el que la situación de vulnerabilidad de las miles de víctimas que existen en el país se agudiza, el Gobierno mexicano continúa sin establecer como una prioridad de Estado el tema de la atención a víctimas. Incluso, el Gobierno parece desconocer la relevancia y la necesidad de contar con una estructura institucional que garantice efectivamente los derechos de las víctimas.

Al respecto, la titular de la CEAV ha señalado recientemente que la institución no cuenta con suficiencia presupuestaria para cumplir con las obligaciones que le impone la Ley General de Víctimas. Las debilidades institucionales de origen en la CEAV, como la falta de personal y recursos básicos para cumplir con su mandato de ley, se verán agudizadas por el recorte presupuestal, y serán las víctimas quienes sufran las peores consecuencias. Por el contrario, se requiere fortalecer a la CEAV para cumplir con todas sus obligaciones de ley, y dotarla de los recursos humanos y materiales necesarios para ofrecer asesoría jurídica victimal y garantizar el derecho de acceso a la justicia a los cientos de miles de víctimas en todo el país.

Desde hace varios años, organizaciones civiles y colectivos de víctimas hemos advertido sobre la grave crisis de atención a víctimas y las graves deficiencias de la CEAV. A pesar de ello, la Comisión Ejecutiva aún se caracteriza por su ineficiencia, apatía, burocracia, y opacidad propiciada por la ausencia de un reglamento interno pendiente de emisión desde el año 2017. Además de carecer de espacios para la consulta y participación de sociedad civil, colectivos de de víctimas, y víctimas. Por ello, organizaciones y colectivos de víctimas hemos solicitado en reiteradas ocasiones la creación de mecanismos de transparencia y rendición de cuentas, y la realización de un profundo ejercicio de reingeniería institucional, tanto de su estructura como de sus procesos, a fin de eliminar obstáculos, eficientar su desempeño, y el uso de sus recursos.

Asimismo, organizaciones y colectivos hemos advertido que la atención a víctimas no es tarea exclusiva de la CEAV, sino de todas las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Atención a Víctimas (SNAV), en los tres niveles de gobierno. No obstante, el pleno del SNAV no ha sesionado desde el año 2014, pese a que la Ley General de Víctimas establece que “deberá ser convocado por lo menos una vez cada seis meses a convocatoria del Presidente de la República”. La propia Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el marco de una audiencia temática sobre la crisis en materia de atención a víctimas en México, señaló que el mayor obstáculo es la falta de coordinación y articulación de las instituciones que conforman al Sistema.

Además de los retos anteriormente expuestos, se incorporan los señalados por la CEAV en su comunicado, entre ellos, la grave acumulación de 453 juicios de amparo interpuestos en su contra. Es indispensable un análisis profundo sobre las fallas que generaron la situación actual. Asimismo, resulta de gran preocupación para los firmantes el paradigma adoptado por la CEAV que aparenta una estrategia para “defender los intereses del Estado”, alejándose de su máximo objetivo que es el de atender, defender y reparar– en condiciones de dignidad– a las víctimas.

Ante lo expuesto, las organizaciones y colectivos firmantes manifestamos lo siguiente:

  • Ante la ausencia de información clara, precisa y actualizada sobre la situación financiera de la CEAV, exhortamos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para que garantice la suficiencia presupuestal para el desarrollo de las actividades de la Comisión Ejecutiva y otorgue recursos específicos que le permitan complir con sus obligaciones conforme a la Ley General de Víctimas.
  • Exhortamos a la CEAV a informar públicamente sobre los resultados de su diagnóstico acerca de su situación operativa y financiera, así como de publicar su propuesta de plan de trabajo para superar los desafíos señalados por las víctimas y organizaciones civiles– la falta de reglamento, la ausencia de un modelo de atención integral a víctimas, y las irregularidades en el uso de recursos financieros– en particular aquello relativo a la implementación de mecanismos de transparencia y rendición de cuentas que contribuyan al uso eficiente de sus recursos para mejorar el desempeño de la institución.
  • Ante la ausencia de articulación y coordinación de las instituciones encargadas de la protección, ayuda, asistencia, atención, y defensa de los derechos humanos de las víctimas en los tres niveles de gobierno, exhortamos al presidente Andrés Manuel López Obrador a convocar a la brevedad al pleno del SNAV para avanzar en la construcción de una verdadera política integral de atención a víctimas y con ello cumplir con las obligaciones constitucionales e internacionales del Estado mexicano.

Firmantes

  • Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos
  • IDHEAS, Litigio Estratégico en Derechos Humanos
  • Observatorio Ciudadano de Derechos de las Víctimas
  • Red Nacional de Peritos/as y Expertos/as Independientes Contra la Tortura
  • Colectivo Liquidámbar
  • Grupo de Sobrevivientes de Tortura y Familiares:
  • Luis Enrique Biu González
  • Evanibaldo Larraga Galván
  • Rogelio Amaya Martinez
  • Miriam Jazbeth Ramírez Jiménez
  • Mayra López Vázquez
  • Ramiro López Vázquez
  • Lenica Morales Zavaleta
  • Jaime Domínguez Pérez
  • Mayra G. Contreras Flores
  • Ivonne Irais Ramírez Maldonado
  • Ma. De Lurdes Fuentes Chavira
  • Silvia Leon Porcayo
  • Amada Chavira Bolaños
  • Noe Fuentes Chavira
  • Felipe Fuentes Chavira
  • Yolanda Barranco Hernández
  • Damián Gallardo Martinez
  • Martha Patricia Salvatierra Muñiz
  • Samantha Elizabeth Rodríguez Salvatierra
  • Oswaldo Francisco Rodríguez Salvatierra
  • Rosa Mora Perdomo
  • Mercedes Rodríguez Rosas
  • Antonio Almanza Ledezma
  • María de la Luz Ávila Ugalde
  • Hilda Almanza Cerriteño
  • Personas Víctimas de Desplazamiento Interno Forzado:
  • Minerva Espinoza Ramos
  • Dora Elva Ponce Ríos

Contacto

Luis María Barranco
Coordinador de Comunicación de la CMDPDH
media@cmdpdh.org
Cel. 5544840328
Tel. 5564 2582 ext. 114

Este artículo fue etiquetado como:

Documento sin título