Ciudad de México a 3 de agosto de 2023. Con motivo de la próxima sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW), la cual tendrá lugar del 11 al 24 de marzo de 2024, IDHEAS presentó una comunicación que documenta siete casos de desaparición de mujeres en Guerrero con información proporcionada por colectivos de familiares de personas desaparecidas y organizaciones de la sociedad civil. Esto en el marco del periodo anual de actividades del organismo, el cual tiene como objetivo identificar tendencias de injusticias y prácticas discriminatorias contra las mujeres, con la finalidad de formular políticas y vías de acción de estrategias que promuevan la igualdad de género.

Dicho informe se realizó con insumos obtenidos de la misión de documentación realizada en Acapulco y Chilpancingo, en donde participó IDHEAS en conjunto con la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y el Equipo Mexicano de Antropología Forense (EMAF), con asistencia técnica de Justice Rapid Response (JRR). Dentro de la misión se mantuvieron reuniones con organizaciones de la sociedad civil y colectivos,[1] así como con la Fiscalía Especializada en Materia de Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas Desaparecidas y la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas.

La Comunicación denuncia los derechos violentados de las víctimas directas e indirectas, así como los diversos patrones de violencia que las colocan en situación de vulnerabilidad y las hacen más propensas a ser víctimas de delitos como la desaparición y el feminicidio, tales como la presencia de la delincuencia organizada. Asimismo, se señalan las omisiones de las autoridades, lo que tiene como consecuencia una total impunidad.

De acuerdo con cifras proporcionadas por la Fiscalía General del Estado, en un periodo de 61 años (1962-2023), sólo se han judicializado siete casos de desaparición forzada y desaparición cometida por particulares y sólo hay una sentencia por este delito, la cual corresponde al caso de desaparición de un hombre, dejando impunes más de 715 casos de desaparición de mujeres y un total de 4,149 casos de desaparición (sin tener en cuenta los casos no denunciados), según cifras del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO).

De igual forma, en dicha comunicación se destaca un aumento de las cifras de violencia de género en la entidad. De acuerdo con datos proporcionados por la Fiscalía General del Estado, en el 2018 se registraron 47 denuncias por violencia sexual, mientras que en el año 2022 estas cifras aumentaron a 179.

Dentro de este mismo año se registraron 123 denuncias por violencia de género, 106 por el delito de violación, 554 por violencia de pareja y, entre 2018 y 2023, se registraron un total de 312 denuncias por desaparición de mujeres, cifra que representa el 43.6% del total de las desapariciones de mujeres en Guerrero, de acuerdo con las cifras del RNPDNO.

Asimismo, dentro de los testimonios recabados en la misión, se resalta la revictimización que viven las víctimas indirectas en sus procesos de búsqueda; enfáticamente en el caso de las mujeres adolescentes y jóvenes en situación de desaparición forzada, configurándose violencia simbólica e institucional al prejuzgar y considerar las autoridades, basados en estereotipos de género, que ”desaparecen por motivos personales y románticos”;  así como las omisiones y faltas de las autoridades para garantizar el derecho a la verdad y a la justicia, lo que ha motivado que las víctimas indirectas del delito de desaparición no comparezcan ante las autoridades pertinentes.

Finalmente, se destaca que dentro de las violaciones a los derechos humanos que emergen a raíz de la desaparición de una persona, también se encuentran las afectaciones a la salud de las mujeres buscadoras a raíz del hecho victimizante, quienes son más propensas a desarrollar hipertensión, ansiedad, depresión, insomnio, entre otras enfermedades. En este sentido, se denuncia la negligencia por parte de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) de garantizar el derecho a la salud y de no llevar a cabo el compromiso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de realizar mesas de diálogo con las víctimas, sociedad civil y expertos.

Madres Igualtecas en Busca de sus Desaparecidos

Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos A.C.

Colectivo Raúl Trujillo por Nuestros Desaparecidos en Guerrero

Colectivo Familiares en Búsqueda María Herrera de Chilpancingo

Colectiva Memoria, Verdad y Justicia, Guerrero, México

Aliadas por la Justicia A.C.

Mujeres Guerrerenses por la Democracia A.C.

Red de Mujeres Empleadas del Hogar

Tlachinollan. Centro de Derechos Humanos de la Montaña

IDHEAS. Litigio estratégico en derechos humanos. A.C.


[1] Entre las organizaciones y colectivos que colaboraron se encuentran Madres Igualtecas en Busca de sus Desaparecidos; Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos A.C; Colectivo Raúl Trujillo por Nuestros Desaparecidos en Guerrero; Tlachinollan, Centro de Derechos Humanos de la Montaña; Mujeres Guerrerenses por la Democracia, A.C; Aliadas por la Justicia A.C; Colectivo Familiares en Búsqueda María Herrera de Chilpancingo Gro; Red de Mujeres Empleadas del Hogar A.C. y Colectiva Memoria, Verdad y Justicia, Guerrero, México.